sábado, 22 de marzo de 2014

Controlar los sentimientos

Complicado ejercicio ante el precipicio que se extiende ante mí; una mirada que te habla sin tener en cuenta la voluntad, sin apenas desarrollar el método que impida su incursión en el núcleo de mi alma.
Vivir de recuerdos aunque estos no sean añejos, porque la vida pasa página tan rápidamaente que apenas te deja margen para recuperar.
Controlar los sentimientos cuando las cuentas del corazón no cuadran el balance con las de la cabeza y te ves luchando contra el pensamiento de que aquello que no hiciste, deberías haberlo hecho.
Y te miras al espejo y compruebas que las líneas de tu cara solo son cunetas donde duermen tus ilusiones perdidas.

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Esa última frase me ha dejado hecho polvo.

Joder, que fuerte...

No quiero mirarme en el espejo.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

Estoy con Toro
Las arrugas son hendijas que se marcan con el tiempo de lo malo que no pudimos superar
GENIAL

Anónimo dijo...

LO PEOR DE LAS ARRUGAS ES QUE SI VAN LIGADAS A LOS ERRORES RARAMENTE TIENEN VUELTA.

ILDUARA

olhodopombo dijo...

Por isso praticar a meditação Zen ajuda tanto.... e mesmo assim o medo ainda se faz presente...

elisa lichazul dijo...

las arrugas son surcos donde la experiencia germinó y brotó
las canas nuestras escarapelas

nada es tan malo como se pinta , de todo uno puede sacar una luz

las emociones son trabajables, pero dominables?... ello es pura teoría al peo jajajaj

besitos

Mucha de la Torre dijo...

Hay chica que genial este texto Cada vez que miro mis arrugas me acuerdo de vos y tu ingenio

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre duermen las ilusiones perdidas.

Saludos.

olhodopombo dijo...

Não consegui ler o seu comentário no meu blog olhokaolho!

RECOMENZAR dijo...

Feliz dia querida
No comas muchos chocolates

Anónimo dijo...

pretty nice blog, following :)

RECOMENZAR dijo...

nada es facil mi querida La vida es un constante desafio

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Debemos pensar que las arrugas son las de la experiencia. pero a nadie le gusta tenerlas.
Un abrazo fuerte amiga.