viernes, 3 de febrero de 2012

"Topicazo"

Hoy mientras hacía la comida, escuchaba el runrún de la televisión. Acostumbro a tener por compañía las historias de viajeros, las imágenes de países que me transportan como en una alfombra mágica y la vida de tantas gentes diferentes pero iguales que me acerca Canal Viajar. Pues bien, este mediodía, me he quedado estupefacta. No soy persona que juzgue a la ligera, ni que me asombre de formas de vivir que pueden estar en las antípodas de la mía. Me gusta viajar, lo hago a la menor oportunidad y he visto cosas que me han enseñado a respetar todas y cada una de esas vidas y sus naturalezas. Pero es que lo de hoy… no sé ni cómo empezar. El caso es que observar determinadas mentalidades en estos tiempos…. hace pensar y mucho. ¿Dónde está la cultura?
En la pantalla, dos jovencitas inglesas hablando sobre el tirón de los chicos. Así como lo he oído, he pensado que sería el poder de atracción que tenían los ingleses sobre las niñas de su país pero no, exactamente hacían referencia al tirón de brazo que sufrían por parte de los jóvenes para que les dieran un beso y si rechazaban la oferta, éstos les retorcían el brazo hasta acabar dando el morreo que pedían. También es cierto que eran jóvenes de una etnia un tanto peculiar y tienen unas costumbres muy “interesantes” y longevas en el tiempo (siglo XV)
Un pelín indignada he comenzado a despotricar, últimamente estoy irascible, lo reconozco, pero es que eso me ha dejado turulata.
Pasado el berrinche, la imagen me ha llevado a los preparativos de una boda de una chiquita de dieciséis años y la consabida despedida de soltera. Y aquí es que ya… no sabía si llorar o reírme. A la pregunta de la reportera sobre el vestuario para dicha fiesta, la joven contesta que ella y sus amigas van a ir vestidas de españolas, anda, qué majas, he pensado, seguro que se visten de Lola Fores, esa señora siempre ha dado mucho juego, pero ya me habría gustado a mí verlas de esa guisa. Se han vestido de cabareteras baratas por decirlo finamente, muy finamente. Madre del amor hermoso! No voy a utilizar la palabra que he empleado por respeto al personal pero mis ojos están dando más vueltas que los de Marujita Díaz. Y estas niñas cómo nos ven a las españolas? Qué es lo que ven en la BBC, que leen en el Times? Cuando vienen de vacaciones a nuestro país verán realmente a las féminas con esos abalorios por traje? Alucinada he quedado, en estado de shock. Y digo yo, no se miran bien entre ellas cuando salen por la noche? Porque he visitado en varias ocasiones Londres y no solo he salido por el día y un único paseo nocturno vale para darse cuenta que de lo que realmente iban vestidas esas niñas a la fiesta de despedida.
Pues bien, tan contentas desmelenándose como cualquier joven, sea del país que sea, hasta altas horas.
Al día siguiente se celebraba la boda, menudos caretos….
Bueno, nada que un buen maquillaje no logre tapar. Aunque sigo preguntándome si la hipocresía quedará también difuminada bajo un buen corrector.
Una etnia que proclama sus valores como cimientos de su subsistencia y… ¿eso es lo que muestran?

2 comentarios:

Maribel dijo...

Resulta sorprendente, desde luego; sobre todo porque hasta hace poco (y seguro que aún algunos tienen esa idea) para los ingleses las españolas eran seres con bigote. A mí lo que me choca es que se incluya esa forma de vernos en un programa y me pregunto de quién quería vengarse el director, si de las españolas o de las inglesas. Porque mal paradas salimos todas. ¿Será un misógino? Besos, guapa :)

elisa...lichazul dijo...

no sé, hablar de etnias, cuando sabemos que todos descendemos del mismo mono,
hasta donde he visto ninguno que se jure normal, entra en los patrones del otro, todos tenemos conductas que son poco "normales"

tildamos dentro de nuestras sociedades clasistas a quienes realizan las mismas costumbres aprendidas como referencia y como cultura
todo se aprende y se imita
y que cada quien haga lo que le nace
el adn es uno solo y pa'ser Humanos

besitos y luz