miércoles, 13 de octubre de 2010

El ángel quemado

Cuando era niña, mi abuela siempre me decía que todos y cada uno de nosotros, teníamos un ángel custodio. Ese ángel velaba por el niño o niña cuando nacía y le protegía cuando lo necesitaba.
Yo acostumbraba a mirar a mi abuela con expresión incrédula pero callaba temerosa, porque tenía muy malas pulgas. Era una señora muy religiosa, creyente hasta la barbaridad y cualquiera le decía que no.
Cuando cumplí los ocho años, mis padres me contaron que mi nacimiento no había sido normal. Había estado en un tris de irme con los angelitos y que solo un milagro había hecho posible que yo estuviera con ellos.
Fue el comienzo de una vida complicada.
Han ido pasando los años; un camino recorrido llenos de baches y piedras en los que he tropezado, me han empujado, y en algunos casos, me he roto la crisma.
Hoy, mientras veía mi destartalado dedo, roto en el último de mis accidentes, me he acordado de mi abuela y su insistencia en ese ángel custodio y he pensado que sí, que puede que haya algo que me esté protegiendo o tal vez sea simplemente la suerte, que la tengo muy buena. De todas formas, si existe ese ser, ente o lo que se quiera llamar, que me protege, tiene que estar más quemado que la pipa de un indio porque le estoy dando más trabajo que los narcotraficantes de Ciudad Juárez a los enterradores.
Por cierto ¿dónde estarán esos ángeles custodios?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Tú lo llevas plasmado en tu rostro, por eso eres tan guapa.

Zuri

இலை Bohemia இலை dijo...

Osea, que a tu ángel lo tienes bien entretenido ¿no?

Bss

Alfonso dijo...

Como su sexo, en ningún sitio :-P

irene dijo...

¿Qué te ha pasado preciosa?, ¿te has roto un dedito?, pues yo, hace dos días, creí que también me lo había roto, el índice de la mano derecha, pero parece ser que no, ya me duele menos, igual tengo yo también algún angelito, aunque si es así, me abandona muchas veces, bueno, no me quejaré.
Un besazo y toda la suerte del mundo, con angelitos o sin ellos.

América dijo...

Los ángeles custodios no abandonan,el tuyo es muy especial siempre al lado tuyo sobre todo cuando escribes como lo haces,cualquier cosa te deseo pronta recuperacion....Hasta para esto tienes un arte!

Abrazos guapa.

RECOMENZAR dijo...

A veces pienso que lo tengo...en muchos momentos de mi vida lo he sentido y desde quwe se fue es como me cuida
vengo desde facebookk
besos

MuCha dijo...

JA!JA! brindo por nuestros blogs

CANTO EN FLOR dijo...

De niños poco entendemos lo que nuestros mayores especialmente los abuelos tratan de enseñarnos; cuando la vida nos permite llegar al tiempo de ellos, entonces lo hacemos y lo apreciamos con todo el corazón...

Todo es cuestión de creer, de creer mucho, por ello los ángeles existen, están ahí cerca de cada uno; lo que sucede es que no todos aprendimos a comunicarnos con ellos a través de la oración.

No te olvides de platicar con el tuyo, pues mira que por tener un alma bella, de tí no se olvidan...

Una rosa llena de cariño.

Frabisa dijo...

Qué simpática tu abuela, Arantza. Yo no he tenido abuelos siendo pequeña porque vivían a miles de kilómetros, pero mi madre me hablaba del angel de la guarda que es lo mismo.
La verdad es que no sé qué decirte, no sé si existe o no ese ángel, o si es suerte lo que nos acompaña a algunos, pero estoy segura que algunas personas somos más afortunados que otras. Y te lo digo yo que he pasado lo mío, pero nada comparado con gente en quienes parece haberse cebado las desgracias del mundo.

Mejórate de tu dedo.

besitos y buen finde

ARO dijo...

A veces parece que existen, a veces parece que nos abandonan.

YoSusan dijo...

Por aquí ando poniéndome al día.

Son angeles de ir y venir, a veces te ponen la mano en forma de barandilla y otras están despistados charlando mientras te caes por la escalera ;).

Saludos